LA HORA MÁS OSCURA

Hoy va de emociones, hoy va ser honesto con uno mismo, de afrontar los miedos.

Ocho años luchando contra mis errores,

contra las consecuencias de mis malas decisiones,

y ahora, tan cerca de la orilla, 

en la recta final del camino en el acantilado,

llega mi hora más oscura.

No parece que vaya a salir el sol pronto.

Y me pregunto si la lucha no fue errada,

si podría haber jugado mis cartas de mejor forma,

si mi cabeza la he tenido en otro lado

y si he arrastrado a demasiados.

Sólo yo puedo volar, pero debo creerlo.

Elegimos. Siempre elegimos.

Y ahora me toca a mí.

Sin muletas.

Como dijo un amigo: “Yo trabajo solo”.

La hora más oscura siempre es el momento previo al amanecer.

 

Leave A Comment