Recuperando hábitos

Escribí esto hace un par de meses. Es curioso, estaba tan centrado en la novela que llevaba mucho sin escribir esos versos raros que a veces me da por sacarme de la manga.  De todos modos, por significar una vuelta a este género, aquí lo dejo. A flor de piel.

“La felicidad es, más o menos, un bicho raro

que intento atrapar en un bote de cristal:

mirarlo pero no tocarlo,

que no se quiebre entre mis manos.

No debo olvidarme de alimentarlo,

aunque primero he de descubrir qué coño le gusta,

que todos nos morimos de hambre,

pero unos más que otros,

y tu felicidad no es la mía, eso lo sé.

Esto es difícil, tú me entiendes,

hay veces que te daría mi libertad

para que me hagas lo que quieras,

te miraría a los ojos y diría que soy afortunado,

será que el alcohol me ha hecho olvidar

qué significa realmente ser esclavo.

Rompería la bombilla del sol, que no se acabe esta noche y que ninguna luz me saque de dentro de ti.”

Comment (1)
isra
21 octubre, 2011

¡Vuelve al alcohol y déjate de rayadas y gilipolleces!

Responder

Leave A Comment