DESPOTRICANDO: CONSTITUC…

Hoy (Día de la Constitución) me voy a adelantar al Domingo pues la ocasión lo merece. Así el Domingo podré descansar, que para eso es el día del Señor.
Ya empezamos con las apropiaciones indebidas. Hasta un Dios de tres al cuarto, inventado, imaginado – como quieras llamarlo – nos manga los Domingos y se los apropia nominativamente. Así que, si un personaje de ficción es capaz de eso… ¡Qué no harán los de carne y hueso! Pongan ustedes ejemplos que yo ya me creo cualquier cosa. Lo digo como mangante infantil que fui. No me podía resistir a los caramelos que el portero de mi bloque tenía en su mesa. Eso sí, él consentía con su silencio, que no se le escapaba una. Así que conozco la tentación. ¡Ay, las chuches! Y en el fondo, ¿no son como chuches los botines de los ladrones de guante blanco? Y ellos también tienen el beneplácito del poder. A su silencio me remito.
Yo que hago con que trabajo con leyes hace tiempo que sé que no son justas. Rara vez lo son. Ésa es la tónica general. Desde los tiempos de Matusalén, no desde ahora. Ni de coña. Leyes y poder… Uña y carne, oiga. Hechas a medida, como un guante para los jefazos. ¡Qué grandes sastres están hechos los políticos! Dicen que conocen cómo es la vida a pie de calle. ¡Y una mierda! Ellos que viven entre yates y un circo llamada Congreso de los Diputados… Consienten la pantomima porque es beneficiosa. Para sus bolsillos, claro.
Habría que hacer una criba de las buenas, de las serias. Pasando por un control de las titulaciones y capacidades personales para según qué cosas (me acuerdo de la Pajín) y acabando por el saber hablar. HABLAR. Ayer una diputada dijo “súditos” en lugar de “súbditos” y se quedó tan pancha. Por cierto, ¿”súbditos” de quién? Yo no me considero “súbdito” ni de mi puta madre (es una expresión, no os asustéis).
Volviendo al tema de marras, que me lío: Que sí, que las leyes no son justas, y que nuestra Constitución es una farsa, Lo mires por donde lo mires. Nuestros derechos… Nuestros deberes… Mejor nos iría volviendo a la selva con la hermana Naturaleza. Ésa sí que es justa. Si estás capacitado sobrevives. Si no, acabas en el estómago de alguna ballena… O de Falete.
Todo lo demás… UN PUTO CIRCO MONTADO PARA DISTRAERNOS Y SEGUIR JUGANDO CON NOSOTROS. ¿Y QUIÉNES SOMOS NOSOTROS EN ESTE CIRCO? LOS PAYASOS. Eso sí, un payaso debe mostrar su mejor sonrisa aunque por dentro esté llorando.
Show must go on.
Con tal de agradar al público…

Leave A Comment