Nacido bajo una luna creciente en diciembre de 1.977.
Nada que contar de sus años de bachillerato y universidad, al menos nada que merezca la pena, salvo que te guste la prensa amarilla.
Aficionado a escribir desde pequeño, inventando continuamente historias y viviendo en mundos paralelos creados por su imaginación, quedan otras mil textos historias que guardamos celosamente en un cajón, no siendo hasta el año 2000 cuando finaliza su primera novela, “LA PIEDRA DE LA LOCURA”, escrita durante sus años universitarios. A pesar de estar plagada de defectos y necesitada de pulir, tal y como él mismo reconoce, es un bello hijo precisamente más querido por sus imperfecciones, las mismas imperfecciones que acompañan a la juventud. Esta piedra sestea entre el tripolarismo, la justicia social y las ansias del ser humano por realizarse en plenitud. No publicada, la única manera de conseguir una copia es pedírsela directamente al autor.
Y del hombre, cómo no, trata igualmente su selección de poemas recogiendo una pequeña parte de sus composiciones entre 1995 y 2006, reunidas bajo el nombre “DEFORMOLOGÍA (POESÍA Y TEXTOS VICIADOS DE UN ANIMAL HUMANO)”. El nombre, inventado por José Viera, hace referencia a su peculiar forma de ver la vida, alejándose de lo mecánicamente perfecto y rutinario, propio de industriales cadenas de montaje, para decantarse en favor de todo lo deforme, y por ende, único, distinto, y ya por eso, bello. De este texto se publicó una edición muy limitada, manufacturada, gracias a la editora clandestina Palmera Cartonera, siendo que la portada de cada ejemplar es única, algo que encaja a la perfección con el espíritu de la obra. Del mismo modo que con el libro anterior, aún queda algún ejemplar en poder del autor. ¿La forma de conseguirlo? Pídelo.
En el año 2011, José Viera concluyó su obra más reciente y personal hasta la fecha, “LO EXTRAÑO DE LOS EXTRAÑOS”, una mirada hacia el interior de nosotros mismos, hacia nuestros monstruos personales, para acabar dándonos cuenta de que la única manera de sobrevivir a ellos es aprender a amarnos, porque todas las respuestas están en nuestro interior. Buscarlas fuera sólo nos hará daño. No deja de ser, eso sí, una historia muy peculiar aderezada con ese toque de humor negro que empieza a ser habitual en la obra del autor, humor que, para qué negarlo, a veces sólo llega a entender él.
A pesar de finalizar su escritura hace cinco años, José, poco conformista y muy autocrítico, no ha dejado de repasar “LO EXTRAÑO DE LOS EXTRAÑOS”, reestructurándolo, depurándolo, puliéndolo, y ya podemos decir que es ahora, por fin, en este año 2016, cuando esta obra vuelve a nacer, en su plenitud.
En la actualidad José Viera Cándido se prepara para la publicación y promoción de esta última novela, habiendo recuperado las fuerzas, tras varios años de silencio, no sólo para ello, sino también para afrontar la escritura de dos nuevas novelas que ya tiene en mente, sin olvidar sus pinitos en poesía, a la cual ha vuelto como quien regresa a casa. En ello está. Estas nuevas obras verán la luz, si no se tuercen las cosas, pronto (adverbio de tiempo muy poco preciso).

Un continuo redescubrimiento interior, un deseo de convivir con su animal salvaje, en plena armonía, sin que el animal dome al hombre ni el hombre al animal, es el motor en la cabeza de este escritor, y se dejan plasmar tanto en su personalidad, como en sus escritos, con una evidencia total.

Los comentarios están cerrados.